Región

Rodríguez destaca la importancia de los cursos de formación para preparar a los parados de cara a la salida de la crisis

La consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, que visitó hoy el Centro de Formación ‘Plaza Cuenca’, en el que además de que se preparan coches venidos de fábrica para carreras o actividades similares, ofrece cursos relacionados con la mecánica, la soldadura y el arreglo de coches en colaboración con el Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (SEPECAM), destacó hoy la importancia de los cursos de formación para preparar a los desempleados para la salida de la crisis.

   En declaraciones a los medios de comunicación Rodríguez subrayó que en estos momentos se están desarrollando en este centro cinco acciones formativas en las que participan 80 alumnos. Se trata de cursos «destinados fundamentalmente a trabajadores que se encuentran en situación de desempleo que se están formando en estas actividades que son muy clásicas, como la mecánica y la soldadura, pero que son trabajos de futuro», destacó.

   En este punto subrayó que, además de la importancia que tiene la inversión económica que el Gobierno regional va a realizar en este 2010 en formación, de 121 millones de euros, hay que destacar que «estamos haciendo un esfuerzo muy importante también en planificación de la actividad formativa, en el sentido de que queremos que ésta se dirija especialmente hacia donde estarán los nichos de actividad en el futuro, donde estarán los yacimientos de creación de empleo en el futuro».

   El objetivo, pues, es «preparar a todos los trabajadores que están en situación de desempleo para la salida de la crisis, aprovechar este tiempo malo de crisis económica para que las personas que han perdido su empleo puedan prepararse mejor y que cuando salgamos de la crisis tengan más posibilidades de encontrar un puesto de trabajo».

   Por su parte Manolo Plaza, responsable del centro ‘Plaza Cuenca’, hizo hincapié en lo beneficiosos que son el tipo de cursos que están llevando a cabo en colaboración con el SEPECAM, en el sentido de que tienen una duración de tres o cuatro meses tras los cuales «realmente la gente sale formada y con capacidad para salir a buscar trabajo pero con muchos más medios».

   A esto añadió que los alumnos no solamente están preparados, tras llevar a cabo una de estas acciones formativas, para entrar a trabajar en un taller o en una herrería, sino que también están capacitados para montar su propio negocio, como ya han hecho algunos de los que han estado anteriormente en el centro.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web