La ManchaNoticiasSan ClementeTomellosoVillarrobledo

Los regantes de Rus-Valdelobos y Altomira presentarán alegaciones al borrador del PHN

Los regantes de las masas de agua de Rus-Valdelobos y Altomira presentarán alegaciones al borrador del Plan Hidrológico Nacional. Según este documento, las dotaciones de agua previstas para ambas masas en 2027 se reducirán drásticamente. En el caso de Rus-Valdelobos se pasará de los 48,67 hectómetros cúbicos previstos para 2010 a los 8,82, y en Altomira de los 27,87 actuales a 17,14. La Confederación Hidrográfica del Guadiana sustenta dichos recortes en que ambas masas de agua están sobreexplotadas. Todo ello en contra de lo que sostienen diversos estudios que aseguran que la recarga natural de estas zonas es muy superior al agua que se consume y que sus aguas subterráneas vierten al Júcar. Javier Moya, secretario provincial de UPA.

 

Una opinión que también comparten los alcaldes de la zona que vaticinan los peores augurios si el borrador de este Plan sale adelante tal y como está diseñado. Y es que hay que recordar que la ampliación del perímetro de sobreexplotación del acuífero 23 afecta a 26 municipios de la Mancha conquense y albaceteña. Uno de los más afectados es San Clemente, que tiene casi todo su término dentro de Rus-Valdelobos. Juan Carlos Carrascosa es su alcalde.

Ante esta situación, los ayuntamientos de San Clemente, La Alberca del Záncara, Casas de Los Pinos, Las Pedroñeras, Santa María del Campo Rus, Casas de Fernando Alonso y Villarrobledo, y las comunidades de regantes de San Clemente, Las Pedroñeras y Villarrobledo han acordado iniciar una ronda de reuniones con responsables políticos y encargar un nuevo estudio técnico que demuestre a la Confederación que estas masas de agua no están sobreexplotadas. Yolanda Picazo, alcaldesa de Las Pedroñeras.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web