Región

UGT C-LM pide modificaciones legales para luchar contra la discriminación retributiva en el Día por la Igualdad salarial

 El próximo lunes, 22 de febrero, con motivo del Día por la Igualdad Salarial entre hombres y mujeres, UGT Castilla-La Mancha exigirá reformas legales que faciliten la labor de la autoridad laboral y la representación de los trabajadores para la promoción de

medidas específicas que vayan dirigidas a la eliminación de la discriminación salarial por razón de sexo.

   En un comunicado, el sindicato reivindicó que, a pesar de los avances que se están produciendo en materia de igualdad, la negociación colectiva, con ser el principal instrumento que puede abordar las discriminaciones salariales en los convenios colectivos y acuerdos de empresa, no puede por si misma abordar una situación que necesita del amparo legal par poder proponer medidas específica.

   «Por ello es necesario que la legislación laboral se haga eco de esta situación y articule disposiciones que faciliten la labor de la autoridad laboral y de la representación legal de los trabajadores», explicó UGT.

   El sindicato recordó que «A igual trabajo, igual salario» fue una reivindicación del movimiento obrero femenino de principios del siglo XX, que formaba parte de las recomendaciones establecidas por la XV

Conferencia Internacional del Trabajo, celebrada en Lausana (Suiza) en 1931, aunque «sigue siendo una reivindicación del siglo XXI, que toma gran relevancia si tenemos en cuenta que España es uno de los países donde la diferencia salarial entre hombres y mujeres es

de las más altas de la UE».

   Según la Encuesta de Estructural Salarial, el salario promedio anual femenino que fue de 16.245,17 euros, supuso un 73,7% del masculino que se situó en 22.051,08 euros. La mayor diferencia salarial entre mujeres y hombres en relación a la actividad económica

se da entre los trabajadores de actividades sociales y servicios prestados a la comunidad, sector fuertemente feminizado.  

   Las diferencias salariales tienen un impacto importante en los ingresos de por vida y en las pensiones de las mujeres. Tener un salario más bajo significa disponer de una pensión más baja, y

esto genera un mayor riesgo de pobreza par mujeres mayores.

   Entre las propuestas de UGT, figura la obligación empresarial de disponer de un libro registro actualizado en el que figuren, desagregadas por sexo, todas las retribuciones, que perciben los trabajadores de la empresa; establecer el derecho a recibir de la empresa información sobre las retribuciones que abona y una mención expresa, dentro de la obligación de velar por el respeto al principio de igualdad, a la igualdad retributiva.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web