Región

Casi 9.400 personas han sido contratadas ya por el Plan de Choque de Castilla-La Mancha

  La consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, señaló hoy que a menos de una semana para que finalice el plazo para las contrataciones del Plan de Choque contra el desempleo, son casi 9.400 los trabajadores los que han entrado dentro de esta iniciativa en toda Castilla-La Mancha.

   Así lo resaltó Rodríguez, en declaraciones a los medios, durante su visita a la Iglesia de la Merced de Cuenca, que está siendo restaurada y adaptada para convertirse en biblioteca del Seminario Conciliar por parte de personas contratadas por la Diputación Provincial dentro de este Plan de Choque.

   Rodríguez destacó que hace unos meses se clausuró la Escuela Taller que se había puesto en marcha entre el Gobierno regional y el Obispado de Cuenca para recuperar este templo, y entonces se llegó al acuerdo de continuar el trabajo para no dejarlo a medias, «para recuperar esta iglesia para la ciudad y para el conocimiento, para que sea una gran biblioteca», resaltó. De esta manera, se decidió continuar la labor a través de los trabajadores del Plan de Choque contratados por la Diputación de Cuenca.

   En total, son diez los trabajadores que en estas circunstancias están actualmente ocupándose de la restauración y adaptación de la Iglesia de la Merced, pero la institución provincial tiene contratados a través del Plan de Choque a un total de 30 trabajadores, incluidos estos diez.

   El resto se encuentran trabajando en la residencia de mayores ‘Sagrado Corazón’ u ocupándose de formar en educación digital a personas mayores en diferentes centros, una iniciativa incluida en el Plan Avanza, tal y como informó el presidente de Diputación, Juan Ávila. Éste añadió que, además, próximamente se incorporarán doce trabajadores más.

   En cualquier caso, «lo más importante es que en esta biblioteca están trabajando personas que estaban antes en una situación muy difícil, que habían perdido su puesto de trabajo y habían agotado su prestación por desempleo y que hoy, gracias al Plan de Choque del Gobierno de Castilla-La Mancha en colaboración con la Diputación Provincial, están teniendo un trabajo, un salario, una formación y un nuevo periodo de cotización a la Seguridad Social que les va a permitir cuando acabe el contrato del Plan de Choque que, si no encuentran otro trabajo, tengan un nuevo periodo de protección por desempleo», subrayó María Luz Rodríguez.

COMPROMISO Y SENSIBILIDAD

   La responsable regional de Trabajo y Empleo resaltó asimismo que «cuando empezamos a negociar el Plan de Choque yo propuse a la Diputación Provincial de Cuenca que nos ayudara, que estuviera con nosotros, que nos ayudara a cofinanciar el Plan de Choque, que nos ayudara económicamente y que si fuera posible después nos ayudara también a contratar a los trabajadores».

   Con ello, continuó la consejera, «ha demostrado su compromiso con los trabajadores que nos necesitan y su sensibilidad con los trabajadores que estaban a la espera de que su Gobierno pudiera tomar alguna medida para salir de esa situación tan difícil que tenían».

   Por su parte, el presidente de la Diputación de Cuenca, Juan Ávila, destacó que «el Plan de Choque contra el desempleo está permitiendo cosas muy importantes, por un lado dar trabajo a gente que no lo tenía, pero además gracias a esos empleos y esas oportunidades de trabajo poder terminar obras tan importantes como ésta», en referencia a la restauración y adaptación como biblioteca de la Iglesia de la Merced.

   Eso sí, hizo especial hincapié en el hecho de que «la Diputación Provincial de Cuenca siempre está por trabajar de la mano de otras instituciones, porque es la única forma de poder hacer cosas importantes».

   En cuanto a su apoyo al Plan de Choque, manifestó que es importante adherirse a él aunque en el caso de la institución provincial haya que «hacer un esfuerzo de imaginación», puesto que «no tenemos plazas ni calles ni parques para dar trabajo a la gente». Así, agradeció la colaboración con el Obispado de Cuenca para llevar a cabo esta iniciativa.

40.000 VOLÚMENES

   Finalmente, el vicario general de la Diócesis de Cuenca, Miguel Ángel Albares, recordó que en la futura biblioteca que albergue la Iglesia de la Merced irán los volúmenes más modernos, desde el siglo XVIII hasta nuestros días, que son en torno a 40.000. Por su parte, los documentos anteriores se mantendrán en la cripta del Seminario Conciliar, un espacio que también se está rehabilitando.

   En este sentido, calculó que la adaptación del templo de la Merced estará lista en Semana Santa y que a partir de entonces se irán trasladando los volúmenes. En cuanto a la cripta, apuntó que las obras van más lentas puesto que queda el montaje de la estantería central entre otros trabajos.

   Según comentó, «la cripta es un lugar especialmente acondicionado en cuanto a temperatura y humedad estables tanto en invierno como en verano, donde habrá una máxima protección de seguridad, antiincendios y antirrobo, donde va a ir todo el fondo antiguo», constituido por otros más de 40.000 volúmenes. Una tarea para la que, incluyendo el traslado, queda más de un año.

   Albares indicó también que la Iglesia de la Merced no solamente servirá para albergar la biblioteca ‘Clemente de Aróstegui’ del Seminario Conciliar, sino que en el espacio central se podrán llevar a cabo otro tipo de actividades culturales, como la celebración de conciertos enmarcados en la Semana de Música Religiosa.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web