La Mancha

Barreda pide «mantener la guardia alta» tras las lluvias porque «seguimos en la España seca»

 El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, pidió hoy «mantener la guardia alta» tras las numerosas lluvias caídas sobre la región porque, según recordó, «seguimos en la España seca». «Este espejismo no nos debe confundir», dijo tras comprobar el resultado de las últimas lluvias en las Lagunas de Ruidera, Ossa de Montiel, La Solana, Membrilla, Manzanares o Daimiel.

   «Ahora debemos seguir manteniendo la guardia alta recordando que seguimos siendo la España seca», afirmó tras recorrer el Parque Nacional de las Lagunas de Ruidera inundadas tras las últimas tormentas, al tiempo que explicó que se trata de una situación excepcional y extraordinaria y que no se puede olvidar nunca que entre un año de mucha agua y el siguiente a veces transcurren prolongados periodos de diez y quince años de sequía.

   En este sentido, indicó que La Mancha significa etimológicamente la seca, no es casualidad y es así a lo largo de muchos siglos y lo sigue siendo, «no nos debemos llevar a engaño porque este es un fenómeno puntual y coyuntural porque lamentablemente todas las previsiones sobre el cambio climático indican que los periodos de sequía en nuestra tierra serán cada vez más prolongados y las precipitaciones más escasas», dijo Barreda que añadió que «este espejismo no nos debe confundir».

   «Independientemente de los cortes de carretera resulta muy agradable volver a escuchar el susurrar de las Lagunas de Ruidera, el ruido. De ahí su nombre porque vierten unas a otras».

   Desde al año 1947 no se recuerda tanta agua en las Lagunas. Por ello, ahora que hay agua, José María Barreda incidió en que el agua hay que cuidarla y hacer un esfuerzo sostenido para ahorrar, recuperar los acuíferos y hacer un uso racional del agua.

DESALOJO Y CARRETERAS

   Por último el presidente indicó que en Yeste, en Albacete, se ha tenido que desalojar a alguna familia porque sus casas corrían peligro y que en la provincia de Ciudad Real hay siete carreteras cortadas: cinco provinciales y dos autonómicas. Se han inundado casas y algunas instalaciones porque que de vez en cuando los «ríos y los cauces presentan sus escrituras».

   El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, indicó por su parte que se va a estudiar la situación que se da en algunas zonas de la carretera de las Lagunas de Ruidera y el peligro de desprendimiento que existe y se establecerá un dispositivo para garantizar la seguridad de los visitantes al parque. Durante el fin de semana habrá presencia importante de Guardia Civil  para informar y para garantizar la seguridad de los visitantes.

   En la visita el presidente ha estado acompañado por el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, el delegado de la Junta en Ciudad Real, José Fuentes y los alcaldes de Osa de Montiel y Ruidera, Bienvenido Cano y Pedro Reinosa, respectivamente, así como el de La Solana Diego Gracia Abadillo o Eugenio Elipe de Membrilla y Miguel Angel Pozas de Manzanares.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web