Región

PP y PSOE acuerdan pedir un plan de aporte de agua para Tablas de Daimiel que se active «en caso de necesidad»

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha aprobó hoy, por unanimidad de PP y PSOE, instar al Gobierno regional a cumplir el presupuesto y los programas anuales del Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG) en relación al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, y a que en colaboración con el Ejecutivo central se establezca un plan de aporte de agua a este espacio que se active «en caso de necesidad».

   Así consta en la propuesta de resolución presentada por el PP al debate general sobre las actuaciones llevadas a cabo para preservar Las Tablas y el conjunto del complejo lagunar manchego, en la que los ‘populares’ solicitan que se repare el cauce del río Cigüela para que, en caso de futuros aportes de agua, se eviten las fugas.

   Los ‘populares’, en cambio, se abstuvieron a la hora de votar la propuesta presentada por el PSOE, y aprobada con sus votos, en la que los socialistas pedían la continuación de las actuaciones para recuperar el parque, a través de la adquisición de terrenos y la de derechos de agua, así como la regulación de las extracciones de aguas subterráneas.

   El debate, que giró en torno al Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG) como solución a la situación del Parque Nacional, lo abrió la consejera de Industria, Energía y Medio Ambiente, Paula Fernández, que reconoció que «a día de hoy Las Tablas presentan un estado que no habían tenido en los últimos 30 años», así como lo «imprescindible» que resulta hablar del PEAG en este contexto.

   «La solución de Las Tablas de Daimiel y del resto de humedales pasa por el cumplimiento del PEAG», una hoja de ruta elaborada con agentes sociales, recordó, donde las actuaciones que se han llevado a cabo y la ejecución de las que se han planificado han supuesto «avances importantes».

DESMANTELAMIENTO

   Desde el PP, su portavoz en la materia, María Luisa Soriano, consideró que ha sido la naturaleza, con las lluvias, la que «ha venido a salvar Las Tablas», donde ha caído «agua suficiente para arreglar el desaguisado que el PSOE había llevado a este paraje», y cuya actuación ha sido «paradigma del desmantelamiento de un parque».

   Así, apuntó que el año pasado sólo el 5 por ciento de las hectáreas de Las Tablas tenían agua, y el resto estaban «resecas, agrietadas y polvorientas», y criticó que de los 20 hectómetros cúbicos de agua que aprobó el Gobierno para trasvasar en abril, sólo llegaron 0,75 hectómetros cúbicos debido a las altas temperaturas existentes cuando se hizo la derivación.

   Tras el verano, el subsuelo del Parque Nacional estaba «ardiendo por los cuatrro costados», lo que evidencia que el Ejecutivo «llega tarde y llega mal», y que solo «la madre naturaleza se ha apiado de Las Tablas, que ya tienen lo que necesitaban», una aportación de agua extraordinaria «que ha tenido que caer del cielo».

   Además, lamentó que el PSOE haya intentado «tergiversar la realidad» cuando la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, dijo en una visita al parque realizada en enero que los incendios «ya estaban extinguidos», y criticó la ubicación, cerca de Las Tablas, de dos plantas termosolares, que necesitan gran cantidad de agua para funcionar, considerando que su ubicación «hubiera sido mejor en otro lugar».

LA MISMA ACTITUD

   Por su parte, el diputado del PSOE Antonio Salinas, que mostró su «solidaridad» con los pueblos de la región afectados por el temporal desde el mes de diciembre, destacó cómo el Parque Nacional «se ha recuperado» y «se ha llenado espléndidamente», y cómo el Gobierno socialista «siempre ha tenido la misma actitud» en este tema mientras el PP, recordó, «votó en contra del PEAG».

   «Si en ocho años no se hubiera paralizado el tema del agua hoy los efectos de la sequía no se hubieran producido», apreció el parlamentario, quien aseveró que son dos de las aplicaciones que recoge el PEAG las que están permitiendo que el parque «quede preparado de cara al futuro para que situaciones como este no le afecten».

   El PSOE «siempre ha dicho que la situación de Las Tablas no era irreversible, sino reversible», agregó Salinas, que indicó que la recuperación de Las Tablas es «una realidad». «Nos alegra que haya llovido, pero eso no es patrimonio suyo exclusivamente», declaró el diputado, que insistió en que «el PEAG es bueno, dejen de combatirlo».

   En su turno de réplica, Soriano perseveró en que la situación de Las Tablas «no es sino consecuencia del desorden hídrico que predomina en España desde que Rodríguez Zapatero derogó una buena parte, la parte más importante, del Plan Hidrológico Nacional».

   Además, tras recordar que el Gobierno del PP aprobó en 2004 una derivación de agua al Parque Nacional «y desde entonces no se han hecho las aportaciones que el parque reclamaba y necesitaba», la diputada ‘popular’ señaló que el PEAG «está resultando una auténtica estafa».

   Para finalizar, la titular de Industria, Energía y Medio Ambiente, contestó al PP que si se hubieran trasvasado los 20 hectómetros cúbicos de agua en noviembre, se habrían encharcado 300 hectómetros cúbicos, y «sólo con 4,5 hectómetros se habría encharcado la zona de turbas, y dijo sentir «vergüenza ajena» cuando oye hablar de «desidia».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web