Región

La lluvia provoca una reducción del 2,2% de la cosecha de aceituna en la provincia de Ciudad Real

  El temporal de lluvia y nieve que ha afectado a la provincia de Ciudad Real desde el mes de diciembre de 2009 motivó que la cosecha de aceituna se redujera un 2,2 por ciento, según los datos recogidos por la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural a fecha 31 de enero.

   Así lo avanzó, en declaraciones a los medios en las Cortes, el titular de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, que detalló que en esa provincia, teniendo en cuenta la situación climatológica, habrá una cosecha de aceituna de 158.000 toneladas, frente a las 161.500 del año pasado.

   Martínez Guijarro ofreció otros datos comparativos sobre la cosecha de aceituna registrada en esa provincia, de tal manera que las 158.000 toneladas de este año, suponen una cifra un 2,4 por ciento menor que la de los últimos tres años, pero mayor que las registradas en los últimos cinco y diez años, respectivamente.

   El consejero, que compareció en sede parlamentaria para dar cuenta de las ayudas del Gobierno regional a los afectados tanto por el temporal de diciembre en la provincia de Ciudad Real como por las tormentas del mes de mayo de 2009 en la provincia de Cuenca, reconoció que siempre habrá «alguna explotación concreta» que tendrá daños superiores.

   La caída de la aceituna, la pérdida de calidad en el fruto, los efectos de la helada en la aceituna –aumentando la acidez y el índice de peróxidos– y en el propio olivar –con daños en las yemas del fruto y la madera–, roturas de pies en ramas y encharcamientos son algunos de los efectos registrados por el temporal.

   En el caso de las ayudas a la provincia de Ciudad Real, señaló que la pérdida de cosecha está cubierta por los seguros agrarios, y ya se están tramitando los distintos expedientes ante Agroseguro; aunque el Ejecutivo está «preparando, por si fuera necesario», una convocatoria para la recuperación del árbol.

   Para ello, señaló José Luis Martínez Guijarro, habrá que esperar hasta mediados del mes de marzo y finales de abril, que es cuando empiezan a brotar los árboles para conocer el alcance de los daños. No obstante, señaló que las consultas para realizar una estimación de los daños continúan en esta y el resto de las provincias.

TORMENTAS EN CUENCA

   Respecto a ayudas concedidas por las tormentas con granizo del mes de mayo de 2009 en la provincia de Cuenca, que afectó especialmente a los términos municipales de Casas de Benitez, Sisante y Rubielos Altos y Rubielos Bajos, recordó que a finales del pasado mes de febrero se sacó una convocatoria para financiar la recuperación de las cepas dañadas, ya que de los daños a la producción se hacen cargo los seguros agrarios.

   De esta convocatoria de ayudas a los daños estructurales causados en las plantas, extensible a los derivados del resto de tormentas registradas durante ese verano en otros puntos de la Comunidad Autónoma y compatible con el Real Decreto del Gobierno para este fin, se beneficiarán aquellas parcelas que hayan sufrido reducciones superiores al 70% de la producción media de las últimas campañas.

   La ayuda establecida es de 275 euros por hectárea con un límite de 15.000 euros por titular, que se incrementará en un 30 por ciento si la explotación tiene seguro de viñedo. A cambio, los beneficiarios deben comprometerse a suscribir un seguro para cubrir daños causados por el pedrisco en los tres años siguientes, motivando así la contratación de estos seguros agrarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor elimine el bloqueador de anuncios para poder acceder al contenido de esta web